álbumes / galería fotográfica
Uyuni, el desierto blanco
Pablo Andrés Monsalve Mesa
 

   

El calor es fuerte y asfixiante. El paisaje deslumbrante y agreste. Un desierto de sal que cubre 12.000 kilómetros cuadrados, arenas blancas, si se le puede llamar así, al mineral que brota de la tierra.

El salar de Uyuni está en el sureste de Bolivia, en la frontera con Argentina y Chile. Un desierto que se ubica a 3.650 metros sobre el nivel del mar. Sus islas, como las llaman los habitantes del lugar, son pequeñas montañas que sobresalen en el horizonte, extrañas por su vegetación de cactus y pastos, y por los animales que habitan en ellas, ya que sobrevivir allí es duro por ser un lugar inhóspito.

Cuenta con algunos lagos que son como espejos, donde la tierra y el cielo se juntan y hacen perder el punto de ubicación a los que desconocen el lugar. Incluso, si tomas una fotografía resulta difícil identificarlos.

 

En muchas de estas charcas sobreviven los flamencos rosados, que caminan en grandes bandadas buscando pequeños animales en las aguas.

El Salar es una de las reservas de litio más grandes del mundo. Contiene también boro, potasio y magnesio.

Un lugar de sueño entre el blanco de la sal que contrasta con el intenso azul del cielo.

Ingresar
                 
Home

Historias
• Crónicas
• Reportajes
• Testimonios
• perfiles

De viaje
• Crónicas de viaje
• Revivamos nuestra historia

Álbumes
• Galerías fotográficas
• Fotonoticia 

Actualidad
• Opinión
• Información
• Denuncia
• música
• Libros
• Cine
• sitios

Facultad de contar

Contacto


  Redes:
Twitter
Facebook

 

www.historiasdeasfalto.co
contacto@historiasdeasfalto.com
Medellín - Colombia
2012
Cohete.net